Hola, aquí el Picador, dueño del escape room Picadero Motel de Barcelona… aunque en mi imaginación está ubicado en Santa Fe, Nuevo México, el Sur de Estados Unidos.

¿Por qué? os preguntaréis (o no, yo qué sé).

Pues porque las tierras sureñas de EEUU y sus habitantes (llamados coloquialmente rednekcs y traducido muy libremente como paletos) han dado y siguen dado mucho material para el género de terror.

Así que he hecho una selección de algunas películas y series de terror con rednecks.

¿Queréis saber cuáles? Continuad leyendo. Jojojó.

Dicho lo anterior, vayamos al artículo sobre paletos y terror que os he prometido:

Stephen King - Creepshow

Sí, Stephen King, la cosa va de rednecks y terror, pero hoy no voy a hablar de ti. Otro día.

Para quien tenga curiosidad, el de la imagen arriba es el auténtico Stephen King, de joven, en la película Creepshow, en la que hace de un campesino que empieza a tener problemas después de que un extraño meteorito caiga en su granja.

Un claro homenaje a Lovecraft y su relato El Color surgido del Espacio.

Pero dejémonos de intelectualismos y, ahora sí, de verdad, vayamos al turrón: los paletos y el terror en el mundo del entretenimiento.

Podría empezar con Motel Hell, de 1980, conocida, entre otras formas, como Granja Macabra

Granja Macabra, una oda al terror garrulo.

Granja Macabra, una oda al terror garrulo.

…pero ya hablé de ella en esta entrada.

Así que he decidido que empezaré por lo clásico.

LA MATANZA DE TEXAS (AKA LA MASACRE DE TEXAS)
(Texas Chainsaw Massacre – 1974)
La Matanza de Texas es la película por excelencia del terror sureño estadounidense.

Ubicada en un pueblo perdido de Texas y con una familia de bizarros majaras haciendo de villanos, este film sentó las bases de todo un subgénero que se ha dado en llamar “redneck horror”.

En IMDb hay un listado con películas de este tipo.
Para que lo consultéis cuando os apetezca ver algo de casquería.

Retomando La Matanza de Texas, gracias a su éxito, le siguieron secuelas, imitaciones y, treina años después, hasta un remake.

La Matanza de Texas y Caracuero y su motosierra.

Cartel de La Matanza de Texas, con el terrorífico Caracuero y su motosierra.

Ahora nos parece muy habitual que un psicópata de película vaya armado con una sierra mecánica, pero fue en La Matanza de Texas donde se hizo por primera vez.

El director y co-guionista de la cinta, Tobe Hooper, contaba que  la idea de un tipo mutilando a gente con una motosierra se le ocurrió mientras esperaba haciendo cola en una tienda.

A mí no me extraña que se le ocurriera esa idea.
Todos sabemos lo desesperante que puede ser hacer cola. Jojojó.

En cuanto al personaje que aparece en el cartel anterior, Caracuero (Leatherface en inglés), es el más famoso e icónico de toda la saga de La Matanza de Texas.

Su creación se basó, en algunos aspectos, en una persona real: Ed Gein, el cual también tuvo el apodo de Leatherface.

Ed Gein fue un auténtico redneck asesino originario de Wisconsin.

Quien sepa de geografía estadounidense podría decir:
“Pero, Picador, ¿no habías dicho que los rednecks son de los estados del sur? Y ahora dices que Ed Gein era un redneck de Wisconsin, un estado que está tan al norte de EEUU que está al lado de Canadá”.

Y yo le respondería:
“Mmm… Puede. Digo tantas cosas que ya no sé ni lo que digo”.

Así que, por si acaso, lo aclararé: los rednecks se asocian principalmente a los estados sureños, pero pueden ser de cualquier sitio, como sucede con Ed Gein.

Ed Gein

Con esta cara de campechano, ¿quién iba a pensar que Ed Gein era un psicópata aficionado al bricolaje humano?

Lo que realmente define a los rednecks es que sean personas rurales con una mentalidad anticuada y arcaica.

Por eso se traduce como paletos.

Siguiendo con el tema, el tal Gein se dedicó a profanar tumbas, despellejar cadáveres, usar su piel para vestirse y sus huesos para hacer muebles.

Y todo ello, durante años y sin que sus vecinos se dieran cuenta de nada.

Aunque, al final lo pillaron, claro.

Y, una vez pillado, confesó haber asesinado a dos mujeres y se sospecha que fue el responsable de varias desapariciones más.

El tipo en cuestión ha servido como referencia no solo para La Matanza de Texas, sino para un sinfín de personajes macabros, como:

Norman Bates de Psicosis.

El secuestrador asesino Buffalo Bill de El Silencio de los Corderos.

Bloody Face de la segunda temporada (Asylum) de la serie American Horror Story.

Y, ojo al dato…

Eustaquio Habichuela

El viejo Eustaquio no parece muy contento con que lo comparen con Ed Gein… aunque el viejo Eustaquio no parece muy contento con nada.

…hay quien dice…

(aunque, como es lógico, no se ha confirmado de manera oficial)

…que el viejo Eustaquio, de los dibujos animados Agallas, el Perro Cobarde, está también inspirado (vagamente) en este sujeto.

Jojojó.

Con esto, creo que ha llegado el momento de dejar atrás La Matanza de Texas, Ed Gein y demás frikadas relacionadas, y pasar al siguiente producto de terror redneck.

AMERICAN HORROR STORY: ROANOKE (2016)
En el punto anterior he nombrado esta serie de televisión. Pero he hablado de otra temporada, Asylum, que transcurre en un psiquiátrico.

Ahora me centraré en Roanoke, la sexta temporada, porque acontece en un entorno rural y siniestro de los Estados Unidos y, además, tiene momentos paranormales.

Con una estética oscura y trabajada al detalle, intercalando una historia lineal clásica con un falso documental, y saltos al pasado y al presente, AHS: Roanoke consigue mantener al espectador en tensión constante y darle algún que otro susto y más de un sobresalto.

Os pongo un extracto para vuestro deleite:

Lo mejor de todo es que sale un fantasma homicida que tiene cabeza de cerdo.

¿No es maravilloso?

Todo lo que tenga cabeza de cerdo me encanta.

Por eso, hice una entrada sobre ese tema.

Por cierto, si os gusta el terror, el rollo sureño y los majaras con máscaras de cerdo, tenéis que venir a mi sala de escape, en Barcelona, Picadero Motel.

Ahora, sigamos con la siguiente obra de terror paleto:

LA CASA DE LOS MIL CADÁVERES (AKA: MIL CUERPOS)
(House of 1000 Corpses – 2003)
La película, escrita y dirigida por Rob Zombie, es su homenaje personal al “redneck horror“.

Incluye todos los tópicos posibles del subgénero mezclados con momentos de humor negro y la estética videoclipera tan característica de Rob Zombie (hay que tener en cuenta que, antes de da dar el salto al cine, Rob ya dirigía los vídeos musicales de su banda).

Como toda buena película de terror que se precie, La Casa de los Mil Cadáveres estuvo rodeada de controversia.

Eso hizo que tardara tres años en estrenarse.

Pero, cuando lo hizo, se convirtió automáticamente en obra de culto.

Así que, viendo lo visto, Rob escribió y dirigió su continuación:

LOS RENEGADOS DEL DIABLO (AKA: VIOLENCIA DIABÓLICA)
(The Devil’s Rejects – 2005)
La segunda parte de La Casa de los Mil Cadáveres fue ligeramente mejor aceptada por la industria cinematográfica y le otorgó más respeto entre los ajenos al género.

Aunque recibió igualmente críticas negativas por su alto contenido de violencia.

Además, consiguió cosechar más éxito comercial que su predecesora.

Aquí tenéis el tema central de la película, con música del propio Rob Zombie:

Si habéis visto ambas películas de Rob Zombie y os han gustado, que sepáis que estáis de enhorabuena.

Ya se ha confirmado que habrá una tercera parte llamada 3 from Hell.

Pero apenas hay información. Así que toca esperar.

Y, tras este viaje audiovisual por los lugares más garrulos y sombríos (a pesar del sol que suele pegar por esos sitios) de Estados Unidos, llegamos por fin a la última película de esta selección que he preparado para vosotros:

TUCKER y DALE CONTRA EL MAL
(Tucker & Dale vs Evil – 2010)
No podía hacer un listado de películas de terror paleto sin incluir alguna comedia.

Sí, en muchas obras del subgénero hay momentos de humor, sobre todo, humor negro y macabro.

Pero es que Tucker y Dale es, directamente, una parodia.

Coge todos los clichés del subgénero y les da la vuelta.

Aquí, los dos pobres paletos que dan nombre a la película, son los protagonistas y no son malos, todo lo contrario, son buena gente.

Un poco tontos, eso sí, pero buena gente, al fin y al cabo.

Y todo comienza cuando unos adolescentes (influidos por el redneck horror) los confunden con dos psicópatas peligrosos.

Entre tanto malentendido, la cosa se va torciendo cada vez más.

Y, sí, hay muertos, mucha sangre y chorradas a saco.

Podéis echarle un ojo al tráiler para haceros una idea.
Aunque, mi consejo es que no lo veáis hasta el final, porque tiene muchos gags que son destripes (o spoilers que dice la gente de ciudad).

Y hasta aquí mi selección de obras de “redneck horror”.

El Picador - Picadero Motel - Escape Room - Barcelona

Hola, soy el Picador. Una de mis aficiones es darle brillo a mi motosierra. Jojojó.

Espero que os haya gustado.

Pero antes de terminar…

…os recuerdo de nuevo que, si os gustan la pelis de miedo, los paletos, el humor, las máscaras de cerdo, y vivir experiencias emocionantes, podéis visitar mi sala de escape, en Barcelona, Picadero Motel.

¿¡A qué esperáis!?

Jojojó.